Guitar recital Lunchtime Concerts

Guitar recital

  1. The event took place on
José Fernández Bardesio, guitar

E. FABINI, compositor y violinista uruguayo, se formó en Montevideo y en Bruselas y fue el impulsor del nacionalismo musical en su país. Es autor de numerosas obras sinfónicas, canciones y piezas para violín, piano y guitarra.

A. BARRIOS, el bien conocido compositor-guitarrista uruguayo, es muy célebre por sus deliciosas versiones de danzas y valses del folklore urbano, aunque también se inspiró en el tradicional. Y volvió reiteradamente hacia el intimismo tardorromántico, como en "Julia Florida" o "Mazurca apasionada".

El guitarrista haitiano A. COULANGES se reveló en el Festival de Martinica de 1982 y actualmente reside en París. Nan fo bwa, en criollo "En el bosque", es una miniatura muy colorista basada en un motivo popular caribeño.

A. PIAZZOLLA fue un virtuoso argentino del bandoneón, formado luego en la música culta con Alberto Ginastera y, en París, con Nadia Boulanger. Explorador del folklore urbano, y especialmente del tango, logró el éxito en numerosas obras que satisfacen por igual al aficionado a lo popular y al que prefiere la música "clásica". Aunque la mayoría de sus composiciones nacieron para su propio grupo instrumental, algunas de ellas se expandieron en adaptaciones para otros instrumentos.

A. GINASTERA, el excelente compositor argentino, intercaló entre sus obras más abstractas algunas directamente basadas en la música tradicional de su tierra. Desde las Danzas argentinas para piano Op. 2, publicadas en 1937, este componente neo-nacionalista no desaparece del todo en su catálogo.

S. CERVETTI, uruguayo, actual profesor de Composición en la New York University es autor de esta única obra para guitarra, fuertemente inspirada en el minimalismo, una suerte de viaje entre una nota y su dominante (quinto grado de la escala que nace de la nota en cuestión).

M. DE FALLA escribió una sola obra para guitarra, el Homenaje a Debussy de 1920 con el que el gaditano se sumó al "Tombeau" que dedicaron al francés en La Revue Musicale tras su fallecimiento en 1918. Falla toma el ritmo de la habanera, que era para los franceses sinónimo de ritmo español, y acaba con una cita de una obra "española" de Debussy, la "Soirée dans Grenade". La Danza del molinero es la célebre farruca que Falla compuso en la versión definitiva de El sombrero de tres picos para el lucimiento del bailarín Massine.

J. RODRIGO no es sólo el autor del célebre Concierto de Aranjuez (y de otras cuatro obras concertantes guitarrísticas). Tiene un importante ramillete de obras para guitarra sola, desde aquella Zarabanda lejana de 1926: Invocación y Danza es de 1962, se subtitula "Homenaje a Manuel de Falla" y está dedicada a quien la estrenó, Alirio Díaz. En los trigales es de 1938, fue estrenada por Regino Sainz de la Maza y está dedicada a Narciso Yepes. Fandango es la primera de las Tres piezas españolas de 1954, estrenadas por Andrés Segovia, a quien se las dedicó el autor.