Guitar recital Lunchtime Concerts

Guitar recital

  1. The event took place on
Juan Manuel Ruiz Pardo, guitar

G. SANZ, aragonés, publicó en 1674 en Zaragoza su célebre Instrucción de Música sobre la guitarra española y método de sus primeros rudimentos hasta tañerla con destreza. La guitarra era entonces de cinco cuerdas dobles, excepto la prima, y con otra afinación distinta a la actual. Han utilizado algunas de sus melodías autores como Pedrell, Falla o Rodrigo, y los guitarristas actuales toman, como hoy, diversas obras de la Instrucción para hacer las delicias del público.

M. DÍAZ CANO, durante muchos años profesor de los Conservatorios de Tánger, Rabat y Casablanca, y desde 1975 del Conservatorio Superior de Música de Murcia, ha interpretado en toda Europa las principales obras del repertorio y algunas propias: El Preludio recrea estilos clásicos, la Pavana utiliza el folklore y la Habanera reelabora la célebre canción "La Paloma" de Yradier.

D. AGUADO, junto con su amigo F. Sor, inventaron un nuevo repertorio para la guitarra moderna de seis cuerdas simples. Autor de un conocido Método de guitarra que se tradujo al francés durante sus años en París, las variaciones sobre el Fandango son buena muestra de su arte.

M. CASTELNUOVO-TEDESCO, italiano que emigró a Norteamérica, fue uno de los que, a petición de Andrés Segovia, contribuyó a renovar la escritura para guitarra en el siglo XX. El Rondó Op. 129, de 1946, fue escrito ya en América y muestra el equilibrio entre tradición e ingenio personal.

El recital termina con cuatro transcripciones a la guitarra de una obra pianística de ALBÉNIZ, Córdoba, el 4º número de Cantos de España; una de las tonadillas que GRANADOS compuso con letra de Periquet; La canción del fuego fatuo de El amor brujo de Falla, y, también del gaditano, la célebre farruca que compuso para la versión definitiva de El sombrero de tres picos para lucimiento de Massine, el "molinero".