Chamber-music recital Lunchtime Concerts

Chamber-music recital

  1. The event took place on
Trío Max Bruch . Adolfo Garcés-Sauri, clarinet. Jacobo López Villalba, cello. Enrique Bernaldo de Quirós, piano

Escrito en 1832 en condiciones personales muy penosas tanto de tipo físico como sentimentales, el Trío en Re menor del fundador de la escuela lírica rusa M. GLINKA fue escrito en Italia y está empapado de la cultura musical occidental. El sobrenombre de patético, aplicado ya a una sonata beethoveniana (la nº 8, de 1799) y muchos años más tarde a la sexta y última sinfonía de Chaikovsky (1893), entre otras obras, describe bien su contenido, expuesto en cuatro movimientos, los tres primeros prácticamente fundidos. Escrito originariamente para piano, clarinete y fagot, fue editado póstumamente en 1878 tanto en la versión original como en la de piano, violín y violonchelo. Los clarinetistas, sin embargo, no renuncian a la obra tan fácilmente y la interpretan a menudo en esta mezcla-resumen de ambas versiones.

G. RAPHAEL fue un compositor-profesor alemán de orígenes medio judíos y, como tal, perseguido por el régimen nazi. Berlinés, formado en la Escuela Superior de Berlín, tiene un amplio catálogo que, salvo la ópera, toca todos los géneros musicales. Hasta 1934, escribe en un estilo tardorromántico influido por Brahms y Reger; luego asimila experiencias diatónicas y modales provenientes de las escuelas neoclásicas, para desembocar en un estilo personal de gran brillantez en el que llega a aplicar en sus obras, pero más como ostinatos o como temas tradicionales, series dodecafónicas. Su Trío Op. 70, de 1950, es de este último período estilístico.

BRAHMS compuso ya en el tramo final de su vida, estimulado por Richard Mühlfeld, clarinetista de la orquesta de Meiningen, cuatro obras fundamentales en el repertorio del clarinete: El Trío Op. 114, el Quinteto Op. 115 y las dos Sonatas Op. 120. Trío y Quinteto fueron compuestos rápidamente en el verano de 1891, mientras que las Sonatas lo fueron tres años después. El Trío es, con mucho, el menos programado, tal vez por la mayor escasez de conjuntos de este tipo, o quizá porque es música más ensimismada, más íntima. Aunque no carezca de episodios de gran intensidad emocional e incluso de sombrío dramatismo, el Trío en La menor es de expresión contenida y reservada.