Voice & piano recital Lunchtime Concerts

Voice & piano recital

  1. The event took place on
Ana Martínez, soprano. David Barón, piano

G. SARTI, maestro de capilla en la Catedral de Milán y en la corte de San Petersburgo, autor de música sacra y de más de setenta óperas, ha pasado a la historia por el doble homenaje que Mozart le rindió al componer unas variaciones para tecla de su aria "Come un agnello" de la ópera Fra i due litigante, melodía que también cita en el cuadro final de Don Giovanni.

G. VERDI es autor de dos docenas de canciones escritas a lo largo de su vida. De las Seis Romanzas de 1845 se interpreta "A una estrella", con texto de su amigo Andrea Maffei, premonición de una de las arias de La forza del destino.
O. RESPIGHI, el celebrado cantor de las fuentes, fiestas y pinos de su amada Roma, es autor de muy celebradas canciones y de algunas óperas y ballets. "Noche", con texto de Negri, procede de su primera obra escénica (Re Enzo) y fue incluida en la segunda serie de Sei liriche, P. 97 (1912); "Lluvia", con textos de Pompili, es de la primera serie, P. 90 (1909).G. MAHLER es uno de los últimos grandes cultivadores del lied, aunque tanto con piano como con orquesta. Aunque ya había utilizado hasta diez poemas de la recopilación de Brentano y von Arnim Des Knaben Wunderhorn (La trompa maravillosa de los niños), volvió sobre la antología en los años finales del XIX y comienzos del XX con una serie de doce canciones. "¿Quién se ha inventado esta cancioncilla?", la cuarta, es de 1892, y "Vida terrenal", la quinta, de 1893.

El norteamericano G. GERSHWIN es autor de innumerables canciones compuestas para comedias musicales, operetas, películas y para su obra maestra la ópera Porgy and Bess, estrenada en 1935, a la que pertenecen la primera y la tercera del programa. La segunda es de la comedia Girl Crazzy de 1930. Los Tres Preludios, en los que intenta llevar a la música culta las inflexiones de lo popular americano, fueron escritos entre 1923 y 1926.

L. DELIBES, el autor de innumerables óperas cómicas, operetas o ballets (Coppélia), compuso también bellas canciones y romanzas de salón, muchas de ellas inspiradas en países exóticos... como España.

  J. GURIDI, el gran músico vasco profesor de órgano y director del Real Conservatorio de Madrid, estrenó en 1943 una de sus obras más celebradas, las Seis canciones castellanas.
  Tus ojillos negros, canción andaluza, sobre poema de Cristóbal de Castro, de M. de FALLA, muestra, junto a las dos serenatas pianísticas y algunos fragmentos de sus zarzuelas, el temprano interés de Falla por el casticismo de salón. Fue editada en 1903.
El barcelonés F. OBRADORS es hoy recordado casi exclusivamente por sus colecciones de Canciones clásicas españolas, en las que acoge textos de poetas antiguos, populares y también modernos. Algunas de ellas han sido incluidas en el repertorio de todos los cantantes españoles.
  F. MOMPOU compuso en 1943 Cantar del alma sobre texto de San Juan de la Cruz. Si el poema es maravilloso, la música está a su altura.
J. TURINA compuso muy bellas canciones, aunque a veces sobre poemas poco inspirados como el que se canta de Campoamor. No es el caso de "Tu pupila es azul", la segunda de las tres canciones sobre Bécquer que Turina compuso en 1933 con el título de Tres Poemas, Op. 81.