El esplendor de la viola da gamba Thematic Mondays Baroque music

El esplendor de la viola da gamba

  1. The event took place on
Wieland Kuijken Trío . Wieland Kuijken, viola da gamba. Robert Kohnen, harpsichord

Wieland Kuijken Trío
Wieland Kuijken, viola da gamba
Renée Bosch, viola da gamba
Robert Kohnen, clave

Prosigue el repaso de la música barroca con un concierto dedicado a la viola da gamba, instrumento que en España se denominó "vihuela de arco" o "violón" y fue muy empleado por los compositores europeos de los siglos XVI a XVIII.
El programa incluye piezas, entre otros, del hasta hace no mucho gran desconocido genio de la viola da gamba, Mr de Sainte-Colombe, y de su discípulo, Marin Marais, violagambista y compositor de la corte francesa de Luis XIV. Todo ello ofrecido por uno de los máximos intérpretes del instrumento, el belga Wieland Kuijken, que da nombre al trío.

      1. Johannes Schenk (1660-1712)
      1. Sonata en La menor de "L'écho du Danube", Op. 9
      1. August Kühnel (1645-1700)
      1. Sonata a dos en Mi menor de "Sonate o partite ad una o due viole da gamba, con il baso continuo"
      1. Jean de Sainte-Colombe (padre) (1640-1701)
      1. Concert VIII a deux violes egales
      1. Marin Marais (1656-1728)
      1. Suite en Mi menor (Deuxième livre de pièces de violes, 1701)

  1. Wieland Kuijken Trío

    Wieland Kuijken
    Nació en Dilbeek, Bélgica. Comenzó los estudios de violonchelo y piano en el Conservatorio Real de Bruselas en 1962. Aparte de sus estudios oficiales se interesa especialmente por la interpretación de la música antigua con instrumentos originales, y a la edad de 18 años comienza con Alarius Ensemble de Bruselas, grupo con el que trabaja entre 1959 y 1972. Completa sus actividades en dicho grupo con una estrecha colaboración con el Ensemble Musiques Nouvelles, una formación dedicada a la interpretación de música de vanguardia por toda Europa. Los innumerables conciertos y grabaciones junto con sus hermanos Sigiswald y Barthold, o bien con Frans Brüggen, Gustav Leonhardt o Alfred Deller, entre otros, le han dotado de un gran prestigio internacional. Desde 1971 enseña la viola de gamba en los Conservatorios de La Haya y Bruselas, y con frecuencia forma parte del jurado en concursos internacionales. Es miembro fundador de La Petite Bande y, desde 1987, es chelista del Cuarteto de Cuerda Kuijken. Desde 1986 dirige el Collegium Europae.

    Renée Bosch
    Nació en Holanda. Comenzó los estudios de viola de gamba a los 12 años con Anneke Pols y Hans Bol. En 1977 ingresó en el Real Conservatorio de La Haya, obteniendo en 1983 el diploma UM (premio de solista, fin de carrera) con Wieland Kuijken. Como solista, o en grupos de cámara, ha actuado en Holanda, Bélgica, Alemania, Dinamarca, Suecia, Inglaterra, Portugal, Italia, Francia, y Puerto Rico. Ha acompañado a músicos del prestigio de Max von Egmond, Teresa Berganza, Peter Lika, Don Smithers, James Bowman, Winfried Michel, Nigel Rogers o Guy de Mey. Ha actuado con orquestas sinfónicas interprendolos solos de viola de gamba en las Pasiones de J. S. Bach. Ha participado en muchas producciones de radio y televisión y ha grabado discos para los sellos Pan Swiss, Arion, Dial Phonogram BV y Philips.

    Robert Kohnen
    Nació en St.Vith, provincia de Lieja (Bélgica), realizó los estudios de órgano en Malines y en el Conservatorio Real de Música de Bruselas. Estudió el clavecín de forma autodidacta. En 1954 fue uno de los fundadores de l´Ensemble Alarius de Bruselas, uno de los grupos pioneros en la nueva forma de interpretar la música antigua. Hasta 1971 formó parte del Ensemble Musiques Nouvelles. Con estos grupos y especialistas como Gustav Leonhardt, Frans Brüggen, René Jacobs, los hermanos Kuijken y Paul Dombrecht realizó grabaciones y conciertos en Europa, Estados Unidos, Canadá y Japón. Es profesor de interpretación en los cursos de verano de Spa (Bélgica) y de clave en el Real Conservatorio de Música de Bruselas.

Durante el segundo barroco, la viola da gamba disfrutaba de un protagonismo excepcional en determinados países europeos. En Francia era junto con el clave el instrumento preferido de los ambientes cortesanos. También en Inglaterra se componía música para conjuntos de violas, que compartían fama con la flauta de pico. En Italia, sin embargo, los constructores de violines prefirieron potenciar el violonchelo barroco, cuya literatura se vio enriquecida con la contribución de grandes virtuosos.

Alemania, en la singularidad de su estilo, prefirió utilizar la viola da gamba como mero instrumento de conjunto, aunque se conserven obras y fragmentos para viola solista de gran valor artístico (las sonatas de Bach, por ejemplo). Uno de los principales compositores de viola da gamba de ámbito germano fue Johannes SCHENK, que vivió en Düsseldorf y publicó en Ámsterdam Seis Sonatas, Op. 9 tituladas L´Echo du Danube. La influencia de las sonatas “da cámara” de Corelli puede estar presente en la disposición de las diferentes danzas, aunque el estilo pertenezca plenamente a la tradición instrumental alemana. August KÜNEL es un compositor poco conocido del norte de Alemania cuya música es una rica mezcla de diferentes estilos e influencias nacionales: incorpora formas italianas, francesas e inglesas, a veces dentro de una misma pieza.

Gran parte del repertorio de piezas para viola ha sido recuperado por la musicología recientemente. Músicos como Marin Marais o Antoine Forqueray han sido revalorizados por los investigadores y los intérpretes. El gran desconocido era hasta hace poco tiempo el maestro de estos dos genios de la viola, el verdadero creador de la escuela de Versailles: Mr. de SAINTE-COLOMBE “daba en su casa los conciertos, y dos de sus hijas tocaban, una la viola y otra el bajo, y formaban con su padre un concierto a tres violas”. Por otras fuentes sabemos que Mr. de Sainte Colombe trabajó intensamente por mejorar la capacidad técnica de la viola da gamba añadiendo al instrumento una séptima cuerda.

Sin embargo fue su discípulo más brillante quien alcanzó la fama, el virtuoso de la viola M. MARAIS. Defensor de la música nacional francesa, sus piezas para viola demuestran una gran delicadeza y una fuerza compositiva fuera de lo común. Su “Segundo libro de Piezas para violas” dedicado al duque de Orleáns en 1701, contiene además de las famosas Folías de España, una suite que finaliza con una de las páginas más hermosas de la música francesa del barroco: el “Tombeau pour Mr. de Sainte Colombe”. Esta elegía fúnebre, sobria y expresiva, muestra la gran admiración que el alumno sentía por el luego olvidado maestro.