(III) Wednesday Series MASS CLÁSICA. MÚSICAS PARA LA EXPOSICIÓN
"ROY LICHTENSTEIN: DE PRINCIPIO A FIN"

(III)

  1. The event took place on
José Antonio López, baritone. Kennedy Moretti, piano

___________________________________________________________________________

TERCER CONCIERTO
___________________________________________________________________________
Leos JÁNACEK (1854-1928):
   Canciones de la poesía popular morava

    La música "nacional" checa es una gloriosa línea que ocupa en el tiempo alrededor de un siglo -desde el centro del siglo XIX al centro del XX- y que, iniciada por el bohemio Smetana, llega hasta Martinu, pasando por Dvorak y Jánacek. Al compositor moravo Leos Jánacek correspondió el papel de hacer la transición de uno a otro siglos, lo que llevó a cabo real y verdaderamente en tanto que compositor, pues su obra, nacida en la estética romántica en la que el Jánacek adolescente y joven se inició, tomaría pronto rumbos de una modernidad de lenguaje que consta entre las aportaciones más personales y consistentes de la estética musical del siglo XX.
    Aunque con personalidad muy distinta, Jánacek trabajó sobre el folclore de una manera y con unos resultados que cabría alinear con los de Bartók y Kodály en Hungría o Falla en España: respeto profundo por el folclore y aprovechamiento de sus elementos rítmicos y melódicos para nutrir de tales esencias la música de creación propia, con lo que ésta resultará un producto portador del querido sello "nacional". Ciertamente, en la música sinfónica y camerística de Jánacek y, más aún, en su fundamental apartado operístico, encontramos obras de altísimo vuelo, de gran ambición creativa, que implican un notable grado de aportación personal, mientras que en otros apartados de su catálogo, los de pequeñas formas, el compositor, aun mostrando similar magisterio, se mantuvo más apegado a la tradición musical y a las manifestaciones populares. Éste es el caso de la rica colección de cantos sobre versos de la poesía popular morava, de la que aquí se nos ofrece una atractiva antología.
    Entre 1892 y 1901, Leos Jánacek colaboró con un destacado folclorista moravo, llamado Frantisek Bartos (1837-1906), de cara a la publicación de una importante recopilación de 53 canciones folclóricas moravas. A la manera de lo que nuestro Falla haría unos años después con sus 7 Canciones populares españolas, este album de Bartos y Jánacek recoge piezas que, en su línea vocal, respeta absolutamente el documento folclórico, mientras que el acompañamiento pianístico -debido por completo a Jánacek- implica conocimiento de las fuentes y, a la vez, creatividad musical propia.


Francis POULENC (1899-1963):
   Voyage à Paris, Les chemins de l'amour y Fêtes galantes

    Con Jean Cocteau como lúcido teórico y Erik Satie como una especie de hermano mayor, un poco distante y muy próximo a la vez, Poulenc, Milhaud, Honegger, Tailleferre, Auric y Durey constituyeron el grupo de Los Seis con voluntad de hacer una música muy francesa y muy de su tiempo, independiente de tradiciones centroeuropeas y corrientes establecidas. Como siempre sucede en asociaciones de este tipo, los miembros del grupo hicieron cada uno la carrera que sus capacidades y sus personalidades distintas hicieron posible. Hoy parece claro que Francis Poulenc fue el principal talento musical del grupo y su obra, en consecuencia, es la más asentada en los repertorios concertísticos. Dentro de su admirable catálogo, las canciones ocupan un amplio y destacado lugar. Vamos a escuchar tres, compuestas en un mismo momento de su carrera: el arranque de los años cuarenta.
   Voyage à Paris es la cuarta de las cinco canciones que Poulenc compuso en 1940 sobre poemas de su admirado Guillaume Apollinaire y que publicó conjuntamente bajo el título de Banalités. Poulenc procede a la evocación de la bohemia parisina del entorno del 1900 -la que Puccini llevó genialmente a la ópera- con un estilizado vals musette. Del mismo año -1940- es Les chemins de l'amour, canción muy relacionable con la anterior puesto que, aquí de manera más abierta, se basa en el aire del vals. Se trata de una página que Poulenc compuso para ilustrar musicalmente las representaciones del estreno de una obra teatral de Jean Anouhil, titulada Leocadia. Finalmente, Fêtes galantes, editada en 1943, fue escrita el año anterior sobre un poema de Louis Aragon y es una deliciosa recreación de los aires ligeros y nostálgicos de la "Belle Époque".
    Las tres dan una idea de la facilidad y la clase de compositor con la que Francis Poulenc se aplicó al género vocal de concierto desde premisas estéticas completamente renovadas (con respecto a la potente tradición del lied alemán) y demostrando su condición de hombre culto y reivindicador de su propio tiempo. Con respecto a esto, valoremos lo que significa haber puesto música también a textos de Valéry, Cocteau, Max Jacob, Eluard, Colette, García Lorca...


Erik SATIE (1866-1925):
   Tendrement y Je te veux

    Por segunda vez surge el nombre y la música de Satie en este ciclo de conciertos. Justamente en el paso hacia el siglo XX, hacia 1900, compuso Satie cuatro canciones que se agruparían en album dedicado a Paulette Darty, vedette del cabaret "La Scala" del Montmartre parisino. Es música que, si podemos acercarla a algún cuadro concreto de Manet, más apunta hacia la pintura de Toulouse-Lautrec. La más difundida de estas canciones es, seguramente, La diva de l'Empire, un prototipo de la chanson de café-concert de la Belle Époque, pero aquí nos encontramos con otras dos:
    Bien significativo es el título de la primera, Tendrement (Tiernamente), escrita sobre versos de Vincent Hyspa, que no era precisamente un poeta cualificado, sino el canzonetista al que el propio Satie acompañó al piano durante una temporada en los cabarets de Montmartre. En cuanto a Je te veux (Te quiero), utiliza versos de Henry Pacory. En un cadencioso, gracioso y bello aire de vals se desarrolla esta chanson con todo el desparpajo del ingenioso e informal Erik Satie. Música tan intrascendente como grata, es una versión pionera del género que traerían hasta cerca de nosotros celebrados chansonniers franceses, como Maurice Chevalier o Charles Trenet. Llama la atención la ingenuidad de la escritura de la parte pianística, en la que prácticamente siempre está presente (y duplicada, por lo tanto) la línea vocal cantable.


Arnold SCHÖNBERG (1874-1951):
    Aria de Spiegel von Arcadien y Jedem das Seine

    Después de la hondura de Noche transfigurada y mientras trabajaba ya en la colosal partitura de los Gurre Lieder, Arnold Schönberg, como para descargar tensiones, compuso su singular ciclo de canciones de cabaret: los Brettl Lieder. A nadie que conozca la biografía del maestro vienés puede extrañarle que el autor del Método Dodecafónico o de Moisés y Aarón sea el mismo que el de estas páginas ligeras y desenfadadas pues, en efecto, Schönberg conoció de cerca el ambiente de los cafés literarios y los cabarets en la época del cambio de siglo.
Situémonos en el momento preciso de la composición de los Brettl Lieder. El 28 de noviembre de 1901 se inauguró en Berlín el teatro de Wolzogen o Teatro Multicolor, un local modernista entre cuyas paredes iba a haber tertulias poéticas y literarias y actuaciones varias en la línea del cabaret. Allí pasarían a centrarse las reuniones de artistas e intelectuales variopintos que se venían dando en el Überbettl de Berlín, como en un eco alemán del mítico Chat Noir de la bohemia parisina. En aquel teatrito, con foso para una pequeña orquesta, encontró Schönberg su primer trabajo musical berlinés, con un vago contrato que le obligaba a componer canciones adecuadas para aquel ambiente, así como a procurar su interpretación. No estaba mal pagado, pero las desavenencias llegaron pronto y, de hecho, ya casado con Mathilde Zemlinsky (hermana del compositor Alexander von Zemlinsky) y con mayores necesidades económicas, Schönberg dejó Berlín y se volvió para Viena en el verano de 1903. Como música representativa de lo que debió escribir en aquel tiempo para el local de Wolzogen quedan siete canciones que Schönberg, por supuesto, no dio a la edición, pero que, con el título conjunto de Brettl Lieder (Canciones de cabaret), se publicaron en Los Ángeles en 1969. De ellas vamos a escuchar dos: el Aria aus dem Spiegel von Arcadien que fue compuesta, en aire de vals lento, en noviembre de 1901 sobre un texto de Emanuel Schikaneder -el cantante, empresario teatral y libretista de La flauta mágica de Mozart-, mientras que Jedem das Seine utiliza versos de Colly (?) y data del mes de junio del mismo año.

Richard RODGERS (1902-1979):
    Canciones de Oklahoma y South Pacific

    Así como Quintero, León y Quiroga son un trío prácticamente inseparable de autores de canciones que calaron muy hondo en el ambiente social español, Rodgers y Hammerstein constituyeron un dúo de autores del máximo prestigio y éxito en los Estados Unidos en los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo, consagrándose entre los creadores más representativos del musical de Broadway. Richard Rodgers, nacido en Nueva York de familia judía, compuso más de 900 canciones, una primera parte de ellas colaborando con Lorenz Hart como letrista. Pero, alcanzada su madurez, se asoció artísticamente con Oscar Hammerstein II (1895-1960) y con este nuevo colaborador multiplicó su producción y sus triunfos: los de Oklahoma y South Pacific fueron especialmente intensos y duraderos.
   Oklahoma es el primer espectáculo que Rodgers y Hammerstein presentaron en Broadway. Sucedió en 1943 y el libreto de Hammerstein se basaba en una pieza teatral de Lynn Riggs. Mejor que adjetivar el éxito de Oklahoma, apuntemos un dato: cuando se retiró de la cartelera neoyorkina había gozado de 2.248 representaciones. El siguiente musical de nuestros autores sería Carousel (1945) y, el tercero, South Pacific, estrenado en 1949 y cuyo argumento se basa en una novela de James A. Michener. Los dos espectáculos de teatro musical de Rodgers y Hammerstein representados en este concierto obtuvieron el Premio Pulitzer.


Kurt WEILL (1900-1950):
   My ship y One life to live

    El 23 de enero de 1941, apenas dos años antes del estreno de Oklahoma arriba recordado, en el Alvin Theater (luego Neil Simon Theater) de Nueva York tuvo lugar el estreno de Lady in the Dark, pieza de teatro musical con la que Kurt Weill obtendría su primer éxito contundente en Broadway. El compositor alemán había abandonado su país en 1933 ante los desmanes nazis y, tras un período en Francia, embarcó con destino a Nueva York en 1935. El otrora colaborador musical de Berthold Brecht, dispuesto a conquistar el ambiente neoyorkino se alió con valores seguros y, realmente, acertó. Para este musical contó Weill con el libretista Moss Hart, con Ira Gershwin (que reaparecía tras su retirada voluntaria al morir su hermano George) como letrista de ciertas canciones y con actores cantantes de la máxima cotización, como la vedette Gertrude Lawrence y dos figuras que lo serían también del cine: Danny Kaye y Victor Mature. La expectación ante el estreno de Lady in the Dark puede entenderse sin más que dar el nombre de alguno de los asistentes a la sesión: Igor Stravinsky, Charlie Chaplin, Greta Garbo, Eleanor Roosvelt, Irving Berlin... y, desde luego, Richard Rodgers y Oscar Hammerstein. La obra se mantuvo en cartel durante dos temporadas en las que alcanzó 467 representaciones.
    Oiremos en este concierto dos números especialmente celebrados de la célebre obra de Kurt Weill. My Ship es el canto final de la protagonista en el que, bajo la influencia de su psicoanalista, repasa su niñez y adolescencia en busca del que pueda ser el hombre de su vida, descartando su loco sueño de conquistar a un famoso actor de cine. El otro cantable -One Life to Live- corresponde a una de las sesiones del análisis, en el primer acto: la protagonista cuenta uno de sus sueños, en los que se ve triunfadora en un night-club.


Cole PORTER (1891-1964):
   5 Canciones

    Nacido en Indiana, Cole Porter fue iniciado en la música por su madre. Como era propio de la época, el sueño del joven Porter era triunfar en Broadway, pero su primer espectáculo musical, estrenado en 1916, fracasó. Viajó entonces a París, a perfeccionar su formación en el ámbito de la Schola Cantorum que regía Vincent d'Indy, pero pronto se percató de que su campo era el de la música ligera, en el que en seguida iniciaría una carrera de autor de canciones auténticamente triunfal. De París pasó a Italia y fue allí donde conoció a Roy Goetz, empresario de un teatro de Broadway que le encomendó la música para un musical titulado París cuyo libreto ya existía y que, en efecto, con música de Porter se estrenó en Nueva York e 1928 con éxito grande y que ya sería continuo, ininterrumpido. Más de mil títulos registró Porter, muchos de los cuales recorrieron los escenarios y fueron difundidos por los modernos medios audiovisuales por artistas de todo el mundo, especialmete americanos: Frank Sinatra, Ella Fitzegarld, Charlie Parker...
    Cinco de estos cantables, elegantes, melódicamente tan gratos, vienen a cerrar este singular recital. So in Love está contenido en la comedia musical Kiss me, Kate, estrenada en 1948. I love you es de Mexican Hayride (1943). Night and Day, uno de sus más significativos éxitos, pertenece al musical titulado Gay divorce, también de 1943, que para el cine fue rebautizado como The gay Divorcee (Michel Curtiz, 1946). Every time We say good bye es el más destacado número de Seven Lively Arts, de 1944. Por fin, It's De-Lovely que es la canción más antigua del grupo, pues es un extracto de Red, Hot and Blue, espectáculo que fue estrenado en 1936 con protagonismo de Ethel Merman, Jimmy Durante y Bob Hope.


      1. Leoš Janáček (1854-1928)
      1. De la colección "Poesía popular morava en canciones"
      1. Francis Poulenc (1899-1963)
      1. Voyage à Paris (Guillaume Apollinaire)
      2. Les chemins de l'amour
      3. Fêtes Galantes (Louis Aragon)
      1. Erik Satie (1866-1925)
      1. Tendrement (Vincent Hyspa)
      2. Je te veux (Henry Pacory)
      1. Arnold Schönberg (1874-1951)
      1. Arie aus dem "Spiegel von Arcadien" (Emmanuel Schikaneder)
      2. Jedem das Seine, S A/24, de Brettl-lieder (Soldier Songs-Canciones de soldado)
      1. Richard Rodgers (1902-1979)
      1. Oh what a beautiful morning (Oscar Hammerstein) (de Oklahoma)
      2. Some enchanted evening (Oscar Hammerstein) (de South Pacific)
      1. Kurt Weill (1900-1950)
      1. My ship (de Lady in the Dark)
      2. One life to live (Ira Gershwin) (de Lady in the Dark)
      1. Cole Porter (1891-1964)
      1. So in love, de Kiss me, Kate
      2. I love you (de Mexican Hayride)
      3. Night and day, de Gay divorce
      4. Every time we say good bye, de Seven Lively Arts
      5. It's De-Lovely, de Red, hot and blue

  1. José Antonio LópezJosé Antonio López

    Estudia la carrera de canto con Ana Luisa Chova, y se gradúa en el Conservatorio Superior de Música de Valencia con los premios de fin de carrera. Su repertorio abarca el concierto, la ópera y la canción, destacando las interpretaciones de la Pasión según S. Juan, Pasión según S. Mateo y Gran Misa en Si menor de Bach en el Auditorio Nacional de Música, el Requiem de Mozart en la Quincena Musical de San Sebastián, La Creación de Haydn y Requiem de Brahms en el Auditori de Barcelona o la Novena Sinfonía de Beethoveen en el Palacio Euskalduna de Bilbao. De Gustav Mahler ha interpretado los Lieder eine fahrenden Gesellen (Palau de la Música de Valencia) y la Sinfonía de los Mil (Festival Internacional de Música de Canarias).
    Ha sido dirigido, entre otros, por Josep Pons, Juanjo Mena, Illan Volkov, Fabio Biondi, Nicholas Mcgegan, C. Hoogwood, Maurizio Pollini, Salvador Mas, J. R. Encinar, David Parry, Ernest Martinez Izquierdo, Victor Pablo Pérez, Álvaro Albiach, A. Ros Marbá y Sir Neville Marriner.Regularmente hace incursiones en el mundo de la canción cuyo repertorio abarca desde el período romántico hasta el siglo XX, interpretando Lieder de Schubert junto a Maurizio Pollini en el Theater an der Wien, y numerosos recitales con las obras Winterreise y Die Schöne Müllerin de Schubert, Liederkreis de Schumann, Historias Naturales de Ravel y los Sonetos de Petrarca de Liszt destacando también otras canciones de Poulenc, Debussy, Schönberg, Schoeck, Cabedo o Brahms. Ha grabado Pepita Jiménez de Albéniz y Ausencias de Dulcinea de Joaquín Rodrigo. Algunos de sus futuros proyectos incluyen: Octava Sinfonía de Mahler, Peter Grimes, Schubert con Maurizio Pollini en el Klangbogen y Des Esels Schatten de R. Strauss en el Concertgebouw de Ámsterdam.

  2. Kennedy MorettiKennedy Moretti

    Nació en Brasil en 1966 y realizó sus estudios musicales en la Universidad de Sao Paulo, en la Academia Franz Liszt de Budapest y en la Escuela Superior de Música de Viena. Fue pianista acompañante y asistente musical en la Ópera Nacional de Hungría, en el "Volkstheater" de Viena y también en las compañías vienesas "Neue Oper Wien" y "Neue Oper Austria". De 1994 a 1999 fue el acompañante de las clases de Alfredo Kraus en la Escuela Superior de Música Reina Sofía de Madrid. Obtuvo en 1994 el segundo premio en el Concurso Internacional de Interpretación de Música para Piano del Siglo XX "Austro Mechana" en Viena y colaboró con los grupos austriacos de música del siglo XX "Wiener Collage" y "Jasbar Consort".

    En la actualidad reside en Madrid y es catedrático de música de cámara en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca y profesor de educación auditiva en la Escuela Superior de Música Reina Sofía. Trabaja regularmente con cantantes destacados de la más joven generación como Aquiles Machado, María Espada o Ángel Rodríguez y también con nombres consagrados como Ruggero Raimondi, además de dedicarse intensamente a la música de cámara instrumental y colaborar con el "Plural Ensemble de Madrid". Ha actuado en los últimos años en varias ciudades españolas y y de otros países, y ha realizado grabaciones para la Radio Nacional Austríaca y para la Radio y Televisión Española y en 1997 grabó su primer CD para el sello austríaco Extraplatte.