(y IV) Wednesday Series Shostakovich, chamber music

(y IV)

  1. The event took place on
Ananda Sukarlan, piano


Nº 1, en Do mayor
       Preludio: Moderato, 3/4, Sarabanda monotemática (coral).
       Fuga: Moderato, 4/4, a 4 voces.
Nº 5 en Re mayor
    Preludio: Allegretto, 4/4, Moto perpetuo, 'arpeggiato'.
    Fuga: Allegretto, 2/4, a tres voces.

Nº 8 en Fa sostenido menor
    Preludio: Alegretto, 2/4, Gavota de tono hebraico.
    Fuga: Andante, 3/4, a tres voces.

Nº 7 en La mayor
    Preludio: Allegro poco moderato, 12/8.
    Fuga: Allegretto, 4/4, a tres voces.

Nº 24 en Re menor
    Preludio: Andante, 3/4, coral.
    Fuga: Moderato, 3/4, doble fuga a cuatro voces.  

Nº 4 en Mi menor
    Preludio: Andante, 44.
    Fuga: Adagio, 4/4, doble fuga a cuatro voces.

Nº 11 en Si mayor
    Preludio: Allegro, 2/4,
    Fuga: Allegro, 2/4, a tres voces

Nº 9 en Mi mayor
       Preludio: Moderato ma non troppo, 4/4, diálogo antifonal entre registro grave y agudo.
       Fuga: Allegro, 3/4, a 2 voces.
Nº 20 en Do menor
       Preludio: Adagio, 4/4 - 7/4, fantasía bitemática (coral y figuración).
       Fuga: Moderato, 4/4 - 3/2, a 4 voces.
Nº 15, en Re bemol mayor
       Preludio: Allegretto, 3/4, Vals con Trío.
       Fuga: Allegro molto, 3/8 - 4/8 - 5/8, a 4 voces.
Dimitri Shostakovich <shostakovich.htm> compuso en 1951 un ciclo, que, con el título y catalogación de 24 Preludios y Fugas Op. 87, supone un homenaje a Bach, que surge tras haber asistido a los conciertos del bicentenario del nacimiento de éste en Leipzig. En un concurso organizado para celebrar el evento, la pianista Tatiana Nikolaeva interpretó los 24 Preludios y Fugas de "El clave bien temperado"de Bach. Shostakovich, que era presidente del jurado, le otorgó el primer premio y se inspiró en esta obra para componer la suya. Este es el primer ejemplo de este género en la música rusa. Aunque es un homenaje al "Wohltemperierte Klavier" bachiano, Shostakovich procede de manera diferente en cuanto al orden de las tonalidades: mientras Bach progresa por semitonos cromáticos, haciendo suceder el mayor y el menor de cada grado -do mayor, do menor; re bemol mayor, do sostenido menor; etc.-, Shostakovich guarda el orden del círculo de quintas con la alternancia del mayor y su relativo menor. Las fugas son a dos, tres, cuatro y cinco voces, y dos fugas dobles. Terminada la composición en la primavera de 1951, estrenó el ciclo la referidas Tatiana Nikolayeva en diciembre de ese mismo año en Leningrado. De esta obra diría el mismo Shostakovich, que podía considerarse uno de los músicos del siglo XX más cercano a Bach, con inefable humor, teniendo en cuenta la reciente condena interna por "formalismo" (1948) que había sufrido al ser acusado por Zhdanov : "He vuelto al formalismo. Bach es imbatible en su terreno. Nosotros solo podemos superarlo en rebeldía furiosa y desgarro interior".

    Nikolayeva (1924-1994), niña prodigio en su día -comenzó a tocar a los tres años, antes de iniciar una formación disciplinar con  Alexander Goldenweiser y Yevgeny Golubev en Moscú-, artista de repertorio gigantesco (algunos la recordarán, la recordamos, en el jurado de la X edición del Concurso Internacional de Piano de Santander "Paloma O'Shea, en 1992, como una retraída "abuelita" completamente concentrada en su labor selectiva), nos ha dejado, en la segunda de sus grabaciones del ciclo completo (Hyperion, 1990), una detallada nota de su relación con Shostakovich y con la magna obra para ella redactada.

   "Los 24 Preludios y Fugas, op. 87, de Dmitri Shostakovich, fueron compuestos en un período de tiempo sorprendentemente corto, entre octubre de 1950 y marzo de 1951. Fueron concebidos por el compositor como una obra en forma de ciclo, al modo de "El clave bien temperado" de Bach. El estímulo para su redacción fue el viaje que Shostakovich realizó a Leipzig con motivo de un festival que conmemoraba los 200 años de la muerte de Bach, y en el que formaba parte como miembro de honor del jurado de un concurso pianístico, en el que yo tomé parte. Cuando llegó mi turno, planteé al jurado que me indicara cuál de los 48 Preludios y Fugas deseaba que tocara: por las reglas de la competición yo tenía que tocar uno de ellos, pero como me los sabía todos dejé el tema a elección del comité. Se me otorgó el primer premio del concurso.

    Con el paso del tiempo, siento más y más que entonces recibí otro premio no tangible, pero no menos importante: la amistad creativa y personal de Dmitri Shostakovich, una amistad que duró más de 25 años, hasta el día de su muerte.

    Al volver a Moscú después del concurso de Leipzig, Shostakovich comenzó a componer sus Preludios y Fugas. A petición suya, le telefoneaba a diario y él me pedía que fuera a verle para que le oyera tocar la pieza que acababa de escribir. Los Preludios y Fugas constituyen una obra de gran hondura, de maestría  y grandeza insuperables. Se trata de 24 obras maestras, cada una con su propio mundo interior. Pueden, y deben, ser comparados con los del ciclo de Bach. Suponen, de otra parte, un nuevo mundo en el terreno de la polifonía. En una interpretación del ciclo completo, es posible seguir su vasta concepción de conjunto. La panorámica de imágenes y caracterizaciones es muy grande: de la tragedia al humor, de lo alegre a lo grotesco.

    Cada día que pasa estamos más lejos de la vida de Shostakovich, de la que fuimos testigos directos, pero su música se nos vuelve cada vez más cercana. Más inteligible y apreciada. Al interpretar los Preludios y Fugas durante muchos, muchos años -el estreno tuvo lugar en Leningrado, en diciembre de 1952-, no he perdido, afortunadamente, la frescura de estos sentimientos. Cada interpretación de esta obra es para mí un festival, una gran ocasión. Y siempre tengo la sensación de que en la sala está presente, como en el pasado, su tan exigente compositor, el gran Dmitri Shostakovich."

    El destino, desde luego, jugó una singular "mano" con la artista y su obra predilecta, ya que Nikolayeva falleció en San Francisco el 23 de noviembre de 1994, a los 70 años de edad, mientras interpretaba, precisamente, los Preludios y Fugas, Op. 87, de Shostakovich.

José Luis Pérez de Arteaga

      1. Dmitri Shostakovich (1906-1975)
      1. Preludio y Fuga Nº 1 en Do mayor, Op. 87
      2. Preludio y Fuga Nº 5 en Re mayor, Op. 87
      3. Preludio y Fuga Nº 8 en Fa sostenido menor, Op. 87
      4. Preludio y Fuga Nº 7 en La mayor, Op. 87
      5. Preludio y Fuga Nº 24 en Re menor, Op. 87
      6. Preludio y Fuga Nº 4 en Mi menor, Op. 87
      7. Preludio y Fuga Nº 11 en Si mayor, Op. 87
      8. Preludio y Fuga Nº 9 en Mi mayor, Op. 87
      9. Preludio y Fuga Nº 20 en Do menor, Op. 87
      10. Preludio y Fuga Nº 15 en Re bemol mayor, Op. 87