menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Ciclos de Miércoles:

Más información

Entre junio y noviembre de 1781, Joseph Haydn compuso seis prodigiosos cuartetos de cuerda que el editor Artaria publicó en Viena en abril de 1782, Hummel en mayo de ese mismo año y Sieber en París en 1783, esta vez con el orden definitivo: son los Cuartetos op. 33 que Hoboken catalogaría con los números 37 al 42. En la circular que Haydn envió en diciembre de 1781 a los posibles suscriptores de la serie escribió una frase que ha sido muy analizada por los estudiosos: "Son de un género decididamente nuevo y especial, puesto que no los había escrito desde hacía diez años". Efectivamente, los cuartetos inmediatamente anteriores son seis de la Op. 29 de 1772. Sea una mera frase publicitaria, como quieren algunos, o respondan a la conciencia de haber logrado con ellos una renovada maestría, lo cierto es que las numerosas ediciones en vida del autor y las múltiples veces que fueron interpretados tanto en privado como en público, hicieron de estos cuartetos algo muy familiar en los círculos musicales de la Ilustración europea.

Uno de sus máximos defensores fue el joven Wolfgang Amadeus Mozart, quien había compuesto ya algunos cuartetos pero en una tradición y un clima muy diferentes. Ahora debió quedar estupefacto, y decidió componer una serie de seis cuartetos tomando como modelos los de su admirado Haydn que acababa de conocer. Es bien conocido que Mozart, que inventaba la música con una facilidad pasmosa, en estos Cuartetos dedicados a Haydn encontró muchas más dificultades de las esperadas, como lo dice él mismo en la dedicatoria y lo demuestran las muchas correcciones y tachaduras encontradas en los borradores. Pero las dificultades fueron vencidas, y Mozart legó a la posteridad media docena de obras maestras que pueden y deben ser comparadas con las de su modelo.
En este ciclo vamos a escuchar las dos series. Al tratarse de obras muy complejas, hemos decidido ofrecerlas en seis conciertos, emparejando los cuartetos de Haydn y los de Mozart desde el punto de vista de las tonalidades: Dos cuartetos en Sol mayor, dos en Mi bemol mayor, dos en Do mayor y dos en Si bemol mayor; los restantes los hemos emparejado por tonalidades relativas: Si menor / Re menor, y Re mayor / La mayor. El festín está servido.

Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/