menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Ciclos de Miércoles:

Más información

De nuevo la Fundación Juan March ha programado un ciclo de conciertos con motivo de una exposición. No se trata, obviamente de "Músicas para una exposición" al modo de la célebre obra de Moussorgsky, en la que sus episodios van describiendo los cuadros entonces expuestos, sino de presentar a algunos de los músicos soviéticos contemporáneos de los artistas que conforman nuestra exposición actual.

Son quince las obras que presentamos, de ocho de los compositores más relevantes de la URSS pos-staliniana: la generación que siguió a Shostakovich, aún activo durante la mitad del período que ahora acotamos. Por cuestiones que atañen a la política mundial de aquellos años de la guerra fría, la extraordinaria generación de creadores musicales que entonces surgió, a despecho del academicismo impulsado por el partido único y la dictadura soviética, tuvo dificultades para conocer lo que entonces se hacía en la música del resto del mundo, y, lógicamente, para darse a conocer fuera de su país. Fue el arrollador triunfo mundial de su colegas los intérpretes lo que propició que, poco a poco, fuéramos conociendo composiciones de este grupo, la mayor parte aún vivo aunque ya vimos desaparecer, con el siglo pasado, a tres de ellos: Boris Tchaikovsky (1996), Denisov y Schnittke (ambos en 1998).

Algunas de las obras interpretadas son anteriores, o posteriores, al período acotado, los treinta años que van de 1960 a 1990. Así, la Sonata para violonchelo y piano de B. Tchaikovsky, fechada en 1957; incluso el original pianístico de En el estilo de Albéniz de Schedrin podría haber sido compuesto entre 1952 y 1955; serían las obras más tempranas del ciclo, mientras que la terminación del Trío de Schnittke y la de Nicolai Korndorf, fechada en 1996, sería la más tardía. Pero la mayoría son de las tres décadas que ahora nos interesan. En todo caso, se trata de una muy sucinta antología que trata de abrir oídos e interés hacia unas músicas abundantísimas y aún muy desconocidas, incluso menospreciadas por quienes siguen viendo con razón el régimen soviético como uno de los más denigrantes de toda la historia. Pero allí también, en las circunstancias más adversas y con la todopoderosa Unión de Compositores Soviéticos omnipresente, florecieron obras musicales que, luchando contra el sistema o acomodándose a él, merecen nuestra atención.  

Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/