menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario

Fantochines

11, 13, 14 y 15 marzo 2015
ver vídeo

Sinopsis

ACTO único

[PRÓLOGO]

La acción se inicia con la llamada del Titerero invitando al público a ver la farsa que va a representarse en su teatro de guiñol.

CUADRO I

En una elegante habitación, Doneta se lamenta por su inminente casamiento con un pretendiente a quien desconoce. Su tutora, Doña Tía, entra para tratar de consolarla, explicando las razones de la boda: Doneta podrá recibir la herencia de su tío, Don Cerote, a condición de que renuncie a su libertad y contraiga matrimonio con Lindísimo. Este, que aparece en escena después de que Doneta se retire, presume de su atractivo físico con actitud engreída. En su intervención, revela que tampoco quiere casarse y que ha urdido una estratagema para liberarse del compromiso. Tras los preámbulos se hace patente el narcisismo de Lindísimo y la astucia de Doneta, que finge ingenuidad y trata de seducir a Lindísimo cantando una romanza sentimental. Pero Lindísimo no disimula su desdén y anuncia una fatídica (y falsa) noticia: la viuda de Don Cerote ha muerto y ha dejado un nuevo testamento en el que le nombra a él heredero universal a condición de que no se case con Doneta. Esta revelación causa desconcierto en Doneta y Doña Tía.

[INTERMEDIO]

A modo de intermedio, la acción continúa con una nueva aparición del Titerero, quien se dirige al público para resumir lo sucedido y avanza que, aunque se haya deshecho la boda, Doneta y Doña Tía van a urdir una trama inteligente para conseguir el dinero que esperaban.

CUADRO II

Anochece en el puente de los Suspiros de Venecia. Se escucha una serenata amorosa. El Titerero se retira. Lindísimo se dirige a una cita a ciegas: ha hecho distribuir entre las máscaras del Carnaval una invitación con la intención de seducir a alguna bella y acaudalada mujer. Doneta y Doña Tía, enmascaradas, cruzan la escena persiguiéndolo sin que el galán se dé cuenta.

A la orden de Lindísimo, se encienden las luces de un esplendido salón con una mesa lujosamente dispuesta para cenar. Lindísimo recibe un billete: una dama ha aceptado su invitación. En ese momento, aparece Doneta, que mantiene su anonimato tras un antifaz para fingir que es una mujer con dinero y título nobiliario. Se inicia un juego de tensión y misterio entre los dos. Juntos cantan una canción que Lindísimo compara con la que había escuchado a una ridícula y necia mujer (Doneta), a la que tuvo que engañar para no tener que casarse con ella. En ese momento, el control de la situación pasa a manos de la dama, que se muestra falsamente celosa. Lindísimo, queriendo robarle un beso, se abalanza sobre ella. En ese momento, Doneta finge un desmayo y el galán queda eclipsado por la belleza de su cuerpo. Cuando ella se «despierta», ve que la liga de su media se ha aflojado y se lamenta por haber perdido el honor. La única solución para salvarlo sería casarse con Lindísimo, quien finalmente acepta su mano. Doneta se quita entonces el antifaz, Lindísimo la reconoce al momento y se pregunta por qué antes la misma mujer no le producía tal sentimiento de deseo.

La ópera concluye con la última aparición del Titerero y una moraleja a modo de coda puesta en boca de los tres personajes: «más gusta la que más sabe».

Vídeos relacionados
Ver vídeo: Temporada de conciertos 2014-15
Ver vídeo: Fantochines
Ver vídeo: Fantochines
Ver vídeo: Montajes teatrales
Ver vídeo: Teatro musical de cámara (2014-2017)
Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/