menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Ciclos de Miércoles:

Introducción

La música para piano de Jesús Guridi
Las obras que Jesús Guridi (1886-1961) compuso para piano no son muy conocidas debido a la gran trascendencia de su música teatral, sinfónica y coral. Sin embargo, el maestro Guridi estuvo siempre junto al piano, del que se sirvió como instrumento de trabajo. La mayor parte de sus obras para piano las compuso en su etapa de formación, entre 1898 y 1905, fecha en la que reúne casi todo este repertorio en un álbum publicado en Bruselas por Breitkopk & Hartel bajo el título de Quatorze Morceaux pour piano. Sus primeros triunfos los obtuvo Jesús Guridi como niño pianista y con estas piezas que él denominaba, sencillamente, "cosas", aunque ya desde sus comienzos también demostró una clara inclinación hacia la música vocal, ya fuera por la influencia del ambiente de la época o por la de su amigo y primer tutor musical, el barítono don Emilio García Soler. Tras su estancia en la Schola Cantorum de París (1903-1907) y en Bruselas (1905-1907), su interés por el teclado se volcaría hacia el órgano, con el que además pudo encontrar colocación al volver a Bilbao.

En 1908, y siguiendo las recomendaciones de Resurrección María de Azkue, Jesús Guridi marchó a Bruselas para estudiar orquestación con Otto Neitzel (1857-1920). A partir de entonces, las obras para piano sólo saldrán de su pluma esporádicamente, pues el maestro se siente ya más a gusto explorando las posibilidades de la orquesta. Pero todas sus obras nacen en el piano. Están precedidas de una versión o guión para piano, que es destinatario de algunos arreglos y que, en diversas ocasiones, también sirve para acompañar a la voz, por ejemplo, en obras tan deliciosas como las Seis canciones castellanas (1939) o las Seis canciones infantiles (1946).


Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/