Conciertos del Sábado:

Introducción

El Trío formado por violín, viola y violonchelo -es decir, el llamado "Trío de cuerdas"- ha sido cultivado con menos intensidad que el Cuarteto de cuerdas o que el Trío con piano. Muy diferente a la Triosonata del Barroco, fue en los tiempos del clasicismo cuando se ensayó con alguna reiteración. Presentamos en este ciclo un conjunto de 16 obras, 13 de ellas vienesas, y casi todas escritas en las dos décadas finales del siglo XVIII. La excepción es Schubert, que compone sus dos Tríos, aún muy clásicos, en la segunda década del XIX.

 

 

También podrían interesarle
Buscar más
Subir