menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario

Preludios para tecla

1, 8, 15, 22 y 29 febrero 1992
Conciertos del Sábado:

Introducción

Según el Diccionario de la Academia, la voz "preludio" tiene dos acepciones musicales: "Lo que se toca o canta para ensayar la voz, probar los instrumentos o fijar el tono, antes de comenzar la ejecución de una obra musical"; o bien "composición musical independiente destinada a preceder la ejecución de otros obras. Son ciertas las dos definiciones, pero le falta una tercera que habría de aludir a piezas musicales independientes, bien sueltas o bien formando grupos, que han perdido ya la antigua función de poner a punto instrumentos o voces (primera acepción) o servir de pórtico a otro tipo de obras (segunda acepción).

En nuestro ciclo, que contiene músicas para instrumentos de tecla desde finales del siglo XVI hasta nuestros días, hay ejemplos de todo lo dicho anteriormente. Preludios sueltos, preludios y fugas y dos ciclos de preludios en las 24 tonalidades mayores y menores de nuestra escala temperada: los de Chopin y la Op. 11 de Scriabin. También los hay que han sido desgajados de una obra mayor o que toman referencias literarias o extramusicales como punto de partida. Los hay religiosos y profanos, y en cuanto a estilos, pasarán antes nuestros oídos la mayor parte de los que forman nuestra historia musical.

Como podrá observarse fácilmente, no hay una forma específica de hacer preludios. El compositor suele elegir este género para sentirse totalmente libre a la hora de desarrollar sus ideas. Son formas generalmente breves, pero también su duración es variable: desde algunos segundos en Chopin hasta formulaciones mucho más complejas.

En todo caso, lo importante es que muchos compositores han preludiado con fortuna ante el teclado, y esta breve antología, con muchas obras raras de escuchar, es buena muestra de ello.

Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/