menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Conciertos del Sábado:

Introducción

Dedicamos los sábados de junio a mostrar la obra para piano a cuatro manos de Schubert y Brahms. Schubert dedicó numerosas obras al dúo pianístico en un solo teclado, y en todos los géneros y estilos: Fantasías, danzas, sonatas, oberturas, divertimentos, marchas, variaciones y transcripciones de obras propias y ajenas, en número nunca superado por otro compositor: Debieron ser práctica habitual en las "schubertíadas", aquellas amistosas reuniones caseras en las que se hacía música igual que se respiraba. Y lo hizo durante toda su vida: La primera obra catalogada de Schubert (Fantasía en Sol mayor D 1) es a cuatro manos, y el Gran Rondó en La mayor D 951 es de 1828, el año en que murió. Pero casi todo el resto se concentra en los dos años (1818 y 1824) en los que fue contratado por el Conde Esterhazy para que diera clases de música a sus hijas en la residencia de Zseliz (Hungría). Brahms gustaba mucho del dúo pianístico, tanto a cuatro manos como en dos pianos. En ambos géneros escribió obras importantes que a veces son más conocidas en otras versiones, algunas propias, otras debidas a diferentes autores. En lo que se refiere al piano a cuatro manos, sus obras oscilan entre la devoción por Schumann (las Variaciones Op. 23), el mundo del vals vienés que popularizaban los Strauss, pero que el músico de Hamburgo conecta más bien con Schubert y con su maestro, o el de las danzas húngaras.

Subir