menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Conciertos del Sábado:

Introducción

    El arte de la variación nace con la polifonía, pero debe su desarrollo definitivo al nacimiento de la música instrumental como hecho autónomo de la tradición vocal. En el siglo XVI, y con protagonismo de uno de nuestros mejores compositores de todos los tiempos, Antonio de Cabezón, las diferencias o variaciones sobre melodías o sobre estructuras armónicas se expanden por toda Europa; y a lo largo de los siglos del Barroco se consolidan no solo como forma musical independiente que seguirá siendo cultivada hasta nuestros días, sino como una manera de "pensar la música", uno de los artificios del arte de componer, especialmente en los compositores germánicos o en los influídos por ellos.

    Este pequeño ciclo sólo acoge variaciones (o tiempos en forma de variaciones) para instrumentos de tecla, interpretados al piano para mayor uniformidad del ciclo y más facilidad en las posibles comparaciones. A pesar de que son pocas las obras programadas, están en él algunas de las más célebres y ambiciosas de toda la historia de la música, verdaderos hitos en el catálogo de sus autores y en el de sus contemporáneos. Así, las Variaciones Goldberg, en las que J.S Bach resume varios siglos de música y logra una de sus obras maestras. o las Variaciones Diabelli, las más imponentes de Beethoven y ejemplo claro de los logros del clasicismo. O los Estudios sinfónicos de Schumann, en los que el piano del primer romanticismo llega a su plenitud; o las Variaciones Haendel de Brahms, su mayor logro en el género con los dos cuadernos de Variaciones sobre Paganini. Con las de Fauré queremos resaltar que también otras escuelas no germánicas tuvieron algo que decir sobre el asunto.

Subir