Ciclos de Miércoles:

Introducción

Desde 1938, con su primer Cuarteto Op. 49, hasta 1974, año en que compone su Cuarteto nº 15, Dmitri Shostakovich abordó una de las más amplias series de cuartetos de cuerda del siglo XX, además de una de las más bellas y emotivas. El formidable compositor sinfónico y teatral apenas se había interesado hasta entonces por la música de cámara y nada hacía sospechar un trabajo tan constante y tan laborioso en medio de las penalidades de la segunda gran guerra y de la no menos calamitosa posguerra: No era la Rusia soviética de aquellos años el mejor sitio para tejer unas obras tan aparentemente formalistas y abstractas.

Pero lo no previsto ocurrió, y hace ya tiempo que algunos de estos cuartetos han entrado en el repertorio con normalidad. Sigue siendo raro y adquiere carácter de acontecimiento musical oír la serie íntegra, y mucho más si la abordan como en esta ocasión tres cuartetos formados por músicos residentes en España. En Madrid, sin embargo, hemos podido escucharla ya dos veces en la última década, ambas por el mítico Cuarteto Borodin: en el XIII Ciclo de Cámara y Polifonía (1991), y en el VI Liceo de Cámara (1997-98). No está de más una nueva escucha, ahora que ya se ha convertido en una de las más hermosas series del siglo pasado.

Subir