menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Ciclos de Miércoles:

Introducción

Por cuarta vez presentamos un ciclo de música en torno a una exposición de pintura. A los que giraron en torno a Kokoschka (1975), Matisse (1980) y Mondrian (1981), unimos en esta ocasión éste en torno a Kurt Schwitters. Si en los anteriores justificábamos su organización en la identidad de los problemas estéticos que preocupan a todos los artistas de una misma época, en el caso de Schwitters la cuestión es aún más clara puesto que el pintor fue también protagonista del movimiento fonético que caracterizó a la vanguardia europea de las primeras décadas de nuestro siglo, movimiento que, al menos en España, es uno de los aspectos menos conocidos y estudiados del arte de nuestro siglo.

Hemos utilizado el término "música" (Música para una exposición Schwitters) en el más amplio sentido de la palabra, ayudados por la generosidad de contenidos que nuestra época admite en su entorno. Pero vaya por delante que si lo sonoro, y por lo tanto lo musical, es parte importantísima del espectáculo, la poesía fonética va más allá de lo meramente sonoro: podríamos afirmar que empieza en los gráfico y termina en el canto, el ritmo, la recitación, la acción, el color, la luz... Pocas veces en la historia podemos contemplar un arte total no como aglomeración en un mismo objeto de las distintas artes sino en la misma entraña de un poema que no es para leer, ni para ver, ni para oir, sino para todo esto junto y aún más.

El hecho de que los músicos "profesionales" contemporáneos de los primeros "fonéticos" no participaran del todo en esta experiencia, no quiere decir que no les interesa. La influencia de las veladas fonéticas en la música del siglo XX, sobre todo en el tratamiento de la voz y en el planteamiento radicalmente diferente de las relaciones entre texto y música, es bien patente. Pero es que, además, algunos músicos de la vanguardia han extraído consecuencias muy concretas: Basta el ejemplo de los sesenta y dos mesostics de John Cage, una de sus páginas fundamentales, y que no se entiende enteramente sin el antecedente de las experiencias anteriores, en las que Kurt Schwitters participó con gran entusiasmo y eficacia. Al programar esta obra de Cage, queremos además sumarnos a los homenajes que se le están tributando con ocasión de su setenta aniversario.

Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/