menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Conciertos del Sábado:

Introducción

El clarinete es un instrumento de viento-madera de forma cilíndrica con un ensanchamiento en forma de clarín en su final, una boquilla constituida por una lengüeta simple de caña y varios agujeros que se tapan con los dedos o por medio de un juego de llaves. Se incorporó a la vida musical del siglo XVIII con una fuerza considerable y llegó a convertirse en uno de los instrumentos favoritos de compositores como Mozart, Rossini o Carlos María von Weber.

El siglo XIX, el siglo del Romanticismo, aportará una nueva música y también un nuevo espíritu al joven instrumento. Beethoven comienza a otorgarle un papel importante a partir de la Tercera Sinfonía, y en la Sexta, la Pastoral, se hace indisoluble del canto de la naturaleza y de los pájaros, de la misma manera que Wagner, en Sigfrido, le liga, en una hermosa instrumentación de conjunto, a la evocación de los murmullos del bosque. Sus características cantables hacen de él uno de los instrumentos más afines a esa nueva sensibilidad romántica que cobra una voz de intimidad y de lirismo expresivo en las obras que para el clarinete escribirán Schumann y Brahms.

Otra innovación importante enriquecerá al clarinete ya en nuestro siglo: el "jazz", que le otorgó un papel de estrella en esa música nueva y diferente, tantas veces genial, a través de sus grandes intérpretes, como Benny Goodmann o Reginald Kell.

No sólo le añadió una nueva sonoridad más incisiva, más violenta y estridente incluso, sino que en una hermosa simbiosis unió su lenguaje con el mejor clarinete de la música culta de nuestro siglo: Debussy, Poulenc, Bartok, Hindemith o Stravinsky con su Concierto de Ebano, son, en este sentido, un admirable ejemplo.

A la rica literatura camerística que ha propiciado el clarinete dedicamos ya un Ciclo de Conciertos del Sábado en marzo de 1990. En aquellos cinco conciertos no pudimos escuchar, por razones diversas, los quintetos de Mozart y Brahms, dos de las obras esenciales para este instrumento, que habían sido programadas en ciclos anteriores relacionados con sus autores.
En esta ocasión las presentamos en una misma sesión, por lo que sus conexiones y contrastes se mostrarán con mucha mayor claridad.

Por otra parte, el clarinete se mostró pronto un buen aliado de la voz humana, tanto en arias operísticas "con clarinete obligado" (son hermosísimas las de Mozart en su última ópera, La clemencia de Tito) como en el mundo del lied. Dedicamos a este repertorio, que tiene en El pastor en la roca, de Schubert, su obra maestra, el segundo de los conciertos de este nuevo ciclo. Y en el tercero, junto a dos sonatas infrecuentes para clarinete y piano, incluimos una transcripción muy habitual de una obra de Rossini en el año de su segundo centenario.

Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/