Conciertos del Sábado:

Introducción

A diferencia de otros grandes compositores de la historia más versátiles, los extraordinarios logros de Beethoven se concentran en la música sinfónica y de cámara. En estos formatos, sin embargo, son pocos los géneros cuya trayectoria la aportación beethoveniana no alteró drásticamente. La producción para violín o violonchelo y piano se circunscribe, con la excepción de las Sonatas op. 102, a los dos primeros periodos compositivos (anteriores a 1812) y sus dedicatorias a la nobleza vienesa reflejan tanto el contexto interpretativo original como el arraigo del viejo sistema de patronazgo cuyo final paradójicamente se atribuye al compositor de Bonn.

Subir