menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario

Eclipsados por Domenico Scarlatti

12, 19, 26 enero y 2 febrero 2011
Ciclos de Miércoles:

Introducción

Entre los compositores activos en España durante la Edad Moderna, ninguno ha suscitado tanto interés entre intérpretes y aficionados como Domenico Scarlatti. Su figura obtuvo cierta notoriedad ya en el siglo XVIII, como confirman las numerosas ediciones que vieron la luz de la imprenta en Londres y París, así como los abundantes manuscritos que circularon con su obra. Esta fama incipiente se consolidó durante el siglo xix, cuando sus sonatas para teclado pasaron a ser consideradas una sólida escuela para el aprendizaje de la técnica pianística. Muzio Clementi, Carl Czerny, Felix Mendelssohn, Robert Schumann, Clara Schumann o Johannes Brahms son solo algunos de los compositores y pianistas que estuvieron íntimamente familiarizados con las sonatas de Scarlatti. Esta tradición tuvo continuidad, pocos años después, entre pianistas españoles de trayectoria internacional como Isaac Albéniz, Ricardo Viñes, Joaquín Nin y Enrique Granados. Estas sonatas eran entonces vistas como obras perfectas para el piano moderno.

En ocasiones se olvida que durante casi tres décadas Scarlatti compartió la escena musical española con otros compositores españoles de talento cuya obra, a la postre, ha acabado eclipsada por la poderosa sombra del napolitano. Autores como Sebastián de Albero, José Elías, Antonio Soler, Manuel Blasco de Nebra y Carlos Seixas (portugués que coincidió con Scarlatti en Lisboa durante algunos años) han sido tenidos como meros epígonos o simples continuadores de la obra scarlattiana. Es esta idea, justamente, la que quiere cuestionar este ciclo: mostrar el mérito de la producción musical de estos autores olvidados, quienes, por derecho propio, deberían empezar a ocupar una posición destacada en la historia de la música.

Al mismo tiempo, los cuatro conciertos del ciclo ilustran las distintas opciones, históricamente fundadas, en la elección del instrumento apropiado para interpretar estos repertorios. Frente a la imagen que asocia Scarlatti al clave -como Chopin lo estaría al piano un siglo después-, existen indicios cada vez más contundentes sobre el lugar importante que el pianoforte, entonces en una fase temprana de expansión, ocupó en la concepción de su obra para teclado. Poder escuchar su música en el clave, el pianoforte y el piano moderno, tal y como propone este ciclo, constituye una oportunidad infrecuente para apreciar las distintas cualidades de estas obras.

La figura de Domenico Scarlatti obtuvo cierta notoriedad ya en el siglo xviii, como confirman las numerosas ediciones que vieron la luz de la imprenta en Londres y París, así como los abundantes manuscritos que circularon con su obra. Esta fama incipiente se consolidó durante el siglo xix, cuando sus sonatas para teclado pasaron a ser consideradas una sólida escuela para el aprendizaje de la técnica pianística. Muzio Clementi, Carl Czerny, Felix Mendelssohn, Robert Schumann, Clara Schumann o Johannes Brahms son solo algunos de los compositores y pianistas que estuvieron íntimamente familiarizados con las sonatas de Scarlatti. Esta tradición tuvo continuidad, pocos años después, entre pianistas españoles de trayectoria internacional como Isaac Albéniz, Ricardo Viñes, Joaquín Nin y Enrique Granados. Estas sonatas eran entonces vistas como obras perfectas para el piano moderno.

En ocasiones se olvida que durante casi tres décadas Scarlatti compartió la escena musical española con otros compositores españoles de talento cuya obra, a la postre, ha acabado eclipsada por la poderosa sombra del napolitano. Autores como Sebastián de Albero, José Elías, Antonio Soler, Manuel Blasco de Nebra y Carlos Seixas (portugués que coincidió con Scarlatti en Lisboa durante algunos años) han sido tenidos como meros epígonos o simples continuadores de la obra scarlattiana. Es esta idea, justamente, la que quiere cuestionar este ciclo: mostrar el mérito de la producción musical de estos autores olvidados quienes, por derecho propio, deberían empezar a ocupar una posición destacada en la historia de la música.
Vídeos relacionados
Ver vídeo: Eclipsados por Domenico Scarlatti
Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/