menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario

Cuatro quintetos

8, 15, 22 y 29 junio 1994
Ciclos de Miércoles:

Introducción

El título de Cuatro quintetos es un poco ambiguo pero describe la realidad de este ciclo con un poco de ironía: Se desarrolla, efectivamente, en cuatro sesiones, todas ellas constituidas por obras para cinco instrumentos. Pero en realidad hubiera sido más fiel el rótulo de Cinco quintetos, pues serán cinco los conjuntos en quinteto que se desplegarán en el escenario, dos de ellos en el mismo concierto.

Dado que eran cuatro los elementos que en las viejas teorías constituían el mundo, y cuatro las complexiones del hombre, y cuatro los modos «maestros» de la modalidad gregoriana... fueron cuatro también las voces que conformaron la polifonía clásica, desde la misa de Machaut hasta los madrigales de Rore o Monteverdi. La aparición de una quinta voz, o quinta parte, vino a enriquecer un conjunto con el que muchos músicos habían alcanzado la perfección.

También en la música instrumental, y sobre todo en los instrumentos de cuerda y arco, el cuarteto fue la forma reina del clasicismo, pero ya entonces se ensayó con insistencia la ampliación, bien con dos violas, bien con dos violonchelos, o con la incorporación de un instrumento de distinta familia: pianoforte, clarinete...

En los dos primeros conciertos de este ciclo, dedicados al quinteto de cuerdas, hemos soslayado las dos formaciones habituales en beneficio de otras menos frecuentes. En el primero, el cuarteto de cuerdas clásico dialoga con el piano (Franck), si bien en Schubert (La Trucha) el piano se enfrenta a un cuarteto de cuerdas que pierde uno de los violines y gana un contrabajo para dar mayor lucimiento al violonchelo. En el segundo concierto, al cuarteto de cuerdas habitual se añade siempre el contrabajo, y en una de las obras no como mero «contertulio- sino en papel concertante protagonista (Sonata de Bernard Schulé).

Aunque hay muchas maneras de hacer un quinteto, los dos últimos conciertos de este ciclo se centran en el más habitual de los formados por instrumentos de viento: En el último, en su «organicum» habitual de flauta, oboe, clarinete, trompa y fagot; en el tercero, sin la flauta, dialogando con el piano.

En conjunto, los cuatro conciertos nos trazan un panorama de más de dos siglos de música, desde los neoclásicos hasta la actualidad, pasando por muchos de los estilos y géneros que conforman la historia de la música moderna.

F.J.M.

Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/