menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Ciclos de Miércoles:

Introducción

Mozart, o el diálogo de la cuerda y el viento. Así podríamos haber subtitulado este ciclo de conciertos en los que volvemos a sumergirnos en el Mozart desconocido para el gran público.

No se trata de una integral, imposible por otra parte dada la rareza de tañedores de la armónica de copas, que es el eje del bellísimo Adagio y Rondó K. 617. Entre las obras que faltan, hemos de recordar que el Quinteto con trompa K. 407 fue incluido en nuestro Ciclo Integral de Quintetos para Cuerda de Mozart, que hicimos en 1985; y que el Trío para clarinete, piano y viola K. 498 pudo ser escuchado en el Ciclo de Tríos y Cuartetos con piano que hicimos en 1986.

Músicas de encargo, compuestas en las ciudades donde se desarrolló la prodigiosa madurez del músico (Mannheim, Munich, Viena sobre todo) y para instrumentistas de prestigio que luchaban por dotar de dignidad social a los instrumentos de viento, Mozart los incluye en el tejido clásico del cuarteto de cuerda, bien sustituyendo alguno de sus componentes o añadiendo el instrumento de viento al cuarteto. De ahí que empecemos el ciclo escuchando un cuarteto de cuerdas puro, el primero de los «.prusianos», para una mejor comparación con los restantes.

El tercer concierto de la serie es muy especial: en el Quinteto K. 452 Mozart parte no del cuarteto de cuerda, sino de las formaciones camerísticas propias de los divertimenti y casationes que sonaban al aire libre. El experimento que nos propone al hacer dialogar los vientos con el piano es irrepetible en su catálogo, pero fue «repetido» por uno de sus más grandes admiradores. Aunque el Quinteto Op. 16 de Beethoven ya contiene muchos rasgos de su personalidad inconfundible, se trata de una obra tan «mozartiana» que no hemos sabido resistir la tentación de terminar el ciclo con ella.

Subir

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
https://www.march.es/