4. La guitarra eléctrica

En la segunda mitad del siglo XIX algunos constructores de guitarras hicieron innovaciones en la construcción de la caja con la idea de poder utilizar cuerdas con mayor tensión; poco después, a principios del siglo pasado, se comenzó a emplear cuerdas metálicas en algunas guitarras, sobre todo en Norteamérica, donde poco a poco fueron desplazando al banjo de algunas agrupaciones en las que este instrumento intervenía, como por ejemplo en los grupos de jazz: la cuerda metálica proporcionaba a la guitarra un sonido más brillante y aumentaba algo su volumen.

Siguiendo en esta línea de trabajo, y asociado al resultado de investigaciones que se desarrollaron a comienzos del siglo XX en el campo de electromagnetismo en relación con el sonido, en los años treinta nace un «nuevo» instrumento que marcará un importantísimo punto de inflexión en la historia de la música popular: la «guitarra» eléctrica.

Guitarra eléctricaDecimos y entrecomillamos «nuevo» y también «guitarra» porque realmente es un instrumento dis-tinto, ya que no tiene sus mismas características orga-nológicas: el sonido no se produce por la vibración acústica de una cuerda y la amplificación de una caja de resonancia, sino que la vibración de una cuerda de acero es captada por unos sensores electromagnéticos integrados en una pieza que se denomina pastilla; estos sensores generan una corriente eléctrica que, después de ser modificada convenientemente, es amplificada con-virtiéndose al final del proceso en una señal acústica audible; este último paso se realiza en un módulo externo al instrumento: el altavoz. Es decir, nosotros no escuchamos el sonido de la cuerda, sino un sonido generado electromagnéticamente por la vibración de una cuerda.

Como consecuencia inmediata de lo anterior, la guitarra eléctrica no precisa caja de resonancia (un elemento que es parte esencial de la guitarra clásica), y se prescindirá de ella en su construcción. Por el contrario, la guitarra eléctrica necesita un elemento amplificador con un altavoz que proyecte su sonido.

Por tanto, como decía el diccionario de la RAE, la guitarra eléctrica es un instrumento derivado de la guitarra. Entre ambos hay ciertamente muchas conexiones, y no solo musicales, pero también es cierto que con la guitarra eléctrica se han desarrollado mundos sonoros muy diferentes y a veces muy alejados del de la guitarra clásica.

Hacia mediados de los años cincuenta del siglo pasado se construyeron guitarras eléc-tricas en las que la caja acústica fue sustituida por un cuerpo macizo con diseños que ya son considerados clásicos:

http://cachepe.zzounds.com/media/quality,85/0110502712v1_hi-afd81978b3e99fd7c3917de81652d421.jpghttp://www.zikinf.com/_gfx/matos/dyn/large/gibson-les-paul-classic.jpg

Desde entonces, muchos constructores han dejado volar su imaginación y creado ins-trumentos como los siguientes:

http://zoom.mfa.org/fif=sc2/sc220465.fpx&obj=iip,1.0&hei=210&cell=1000,1000&cvt=jpeg http://zoom.mfa.org/fif=sc2/sc220308.fpx&obj=iip,1.0&hei=1000&cell=1000,1000&cvt=jpeg http://zoom.mfa.org/fif=sc2/sc220309.fpx&obj=iip,1.0&hei=100&cell=1000,1000&cvt=jpeg http://zoom.mfa.org/fif=sc2/sc220463.fpx&obj=iip,1.0&hei=100&cell=1000,1000&cvt=jpeg

También se hicieron, y se siguen fabricando, guitarras mixtas: con caja de resonancia y con pastillas, que se pueden utilizar como si fueran guitarras convencionales o como eléctricas, lo que para muchos músicos resulta muy interesante por su versatilidad.

http://zoom.mfa.org/fif=sc1/sc121.fpx&obj=iip,1.0&hei=100&cell=1000,1000&cvt=jpeg

En cuanto a la afinación, la guitarra eléctrica se afina de igual manera que la guitarra clásica.

Siguiente > < Atrás Subir