Home > Music > 

All concerts since 1975

Related search
  • Francisco Calés
  • 1925 - 1985
  • FRANCISCO CALÉS OTERO (1925-1985)
    Su formación no musical concluye con la licenciatura en Derecho. La música se inicia con su padre, Francisco Calés Pina, en el Conservatorio madrileño y con Conrado del Campo y Javier Alfonso. Es decir, el primer mundo musical de Calés Otero está profundamente enraizado en la tradición, como corresponde a su tiempo de formación, y ese será el del Calés compositor, cuya obra se manifiesta en lo fundamental antes de que la música española se abriera a la renovación de su lenguaje, renovación que llega con la llamada Generación del 51.
        Tal vez hubiera podido incorporarse a las llamadas nuevas tendencias pero para entonces estaba profundamente sumido en su vocación docente. El eje de esa vocación se encuentra en su cátedra de Contrapunto y Fuga, pero cuenta también su dedicación a partir de 1954 como vicesecretario del Conservatorio y desde 1966 como director del mismo centro. Las fechas son decisivas, ya que las referencias sobre su labor como compositor parecen concluir en 1956, cuando compone un Divertimento para piano. En su compromiso con la enseñanza coincide en el tiempo con los últimos años de ejercicio docente de Julio Gómez. En cierta medida representa la figura de la continuidad, cuando Julio Gómez "hereda" alumnos de Conrado del Campo y de Joaquín Turina. No es tanto una sucesión real en el tiempo como una prolongación del espíritu de la música del siglo XIX, que se atribuía Julio Gómez. En otras funciones igualmente relacionadas con su ocupación principal, Calés Otero se hizo cargo durante cierto tiempo de la Comisaría Nacional de la Música.
        En los extremos de su carrera como compositor se encuentra, en el comienzo, la Sonata en Sol mayor para violín y piano que escucharemos hoy. Escrita en 1947, fue estrenada en el Círculo Medina de Madrid el 18 de febrero de 1948, por Justo Carmena al violín y el compositor al piano. Escrita en tres movimientos, la indicación de "espressivo" que aparece en el "Andante" sería extensible a toda la obra que está presidida por un impulso lírico, más evidente en el "Allegro affettuoso" inicial. El final, "Allegro agevole", cierra de forma fácil, cómoda, como el "tempo" señala, un discurso atractivo, bien construido, de un joven compositor de veintidós años. En el otro extremo, el Divertimento ya mencionado y un corto número de otros títulos.
        Con destino a la orquesta, aparece un Scherzo y ya en 1951 el Retablo del Nacimiento. En 1954, dos obras importantes: un Cuarteto de cuerda y la cantata Cantatibus organis, para solistas, coro y orquesta, que recibe en ese mismo año el Premio Nacional de Música. y en la forma sonata dos obras más: Una para piano, de 1948, y la Sonata para violín y piano en Re mayor; que también tendremos ocasión de escuchar. El manuscrito no indica fecha de composición ni referencia de su estreno, pero sus tres movimientos responden plenamente a su concepción de la música, en la continuidad de la tradición. Un primer tiempo brillante, Allegro con brío, al que sigue un Poco andantino en Sol mayor, para volver al tono principal, Re mayor, en el Rondó final, ligero y risueño en un Allegro giocoso.